Analizamos los beneficios de las dietas vegetarianas

Determinados estudios muestran los beneficios del consumo elevado de proteínas animales, pero también es cierto que aquellas bajas en hidratos de carbono que no contemplen un consumo suficiente de cereales, semillas y frutas pueden hacernos caer en un aporte deficiente de fibra, minerales, vitaminas y otras sustancias. Y una dieta vegetariana puede ayudarte a aportar todo esto que te falta.

¿Quieres saber qué ventajas presenta seguir una dieta vegetariana? Te detallamos las principales a continuación:

Cuida de tu salud cardiovascular

Las personas que ingieren mayoritariamente alimentos vegetarianos tienen menor riesgo de padecer episodios cardíacos y presentan una tasa de mortalidad cardiovascular inferior al resto.

Ayuda a bajar de peso

Los vegetarianos eliminan de su dieta la parte más alta de las calorías de la mayoría de las comidas, que vienen a ser las carnes, por lo que les resulta más sencillo mantenerse en un rango de peso saludable.

Sin embargo, para que esto sea así, también hay que tener en cuenta que hay muchos alimentos de origen vegetal que presentan un alto número de calorías, como los helados, galletas, panes, patatas fritas, arroz… que también impiden que muchas personas, pese a seguir una dieta vegetariana, puedan perder peso.

Contra el cáncer

Numerosos estudios apuntan que consumir cantidades elevadas de frutas y verduras reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. Además, se ha encontrado que las personas que siguen una dieta vegetariana tienen una menor incidencia de cáncer que el resto de la población.

Control de la hipertensión

Dicen los expertos que basta con pasar dos semanas comiendo sólo alimentos de origen vegetal para notar una reducción de la presión, independientemente de los niveles de sodio que se incluyan en la dieta. Por lo que este tipo de dieta también contribuye a los hipertensos a cuidar su salud.

¿Carencias?

Se suele indicar que una dieta basada en alimentos vegetales no garantiza la cantidad suficiente de proteínas. Sin embargo, pese a que contiene menor contenido proteico que aquella que incluya el consumo de carne, basta con una dieta basada en legumbres, frutas, vegetales y granos para consumir la cantidad de proteínas que necesita nuestro cuerpo.

Leave a Comment