Algunos consejos para cultivar tu planta de marihuana

Cuando decides autocultivar tu propia planta de marihuana, es posible que te encuentres que no sabes mucho del tema, por lo que terminarás preguntando a la grow shop online donde compraste las semillas. Lo cual, bien pensado, tampoco es mala idea.

Pero si es tu primera vez con una planta de este estilo, te traemos algunos consejos para que no tengas problemas para mantenerla con vida:

Mantén limpio el lugar de cultivo

Ocurre lo de siempre: empezamos teniendo limpia una nueva zona de la casa, pero, con el tiempo, nos volvemos dejados y la descuidamos. Pero si no tienes cuidado con la suciedad que se acumula por los trasplantes, las hojas que se caen, los riegos, etc., es muy probable que tu planta acabe sufriendo problemas tales como hongos y plagas diversos.

La luz adecuada cuando germina

Cuando la semilla germina y sale de la tierra para comenzar su crecimiento, si la planta no recibe la luz suficiente, se espigará.

No pongas la semilla muy abajo

Si la hundes al fondo de un tiesto muy alto, lo más probable es que nunca vaya a salir. Facilítale el camino poniéndola en uno de menor profundidad.

Evita la tierra de mala calidad

Si quieres que tu planta sea buena, ni compres la tierra más barata, sino la que presente una mejor textura y los nutrientes necesarios.

No te pases con los cuidados

Es una planta, no un bebé. Claro que es muy bonita para hacer decoración, pero eso no quiere decir que debas mimarla en exceso.

No la plantes en lugares públicos

Si lo haces, lo más probable es que alguien la arranque o, incluso, que la roben para consumo propio una vez haya crecido lo suficiente.

No engañes

No le digas a nadie que son tomateras, por mucho que sean de la misma familia y tengan un cierto parecido. No tiene sentido mentir, ¿no crees?

No plantes en hidropónico si no lo has hecho antes

Este tipo de cultivo implica muchos conocimientos y gastos importantes, así que si no tienes experiencia en él, es mejor que no empieces ahora “por probar”. Además, la tierra tiene todo lo que necesitas.

Evita que tus mascotas se acerquen

Gatos o perros, sobre todo, son muy propensos a comerse las plantas o, sencillamente, a destrozarlas jugando. Intenta que se mantengan alejados de ella.

Leave a Comment