Cosas que puedes hacer aprovechando que tienes vacaciones

Las vacaciones son el periodo que todos ansiamos para desconectar, para relajarnos, para hacer algo diferente… son algo así como el (merecido) descanso del guerrero. Y está bien que así sea. Todos/as estamos hartos/as de soportar tensiones, jefes poco razonables, reuniones inacabables, gestiones del hogar que no cesan o simplemente estamos aburridos de la rutina. Por eso nos viene tan bien el cambio de aires que trae consigo las vacaciones y, sobre todo, agradecemos como pozo seco la lluvia el hecho de no tener ni una cita en la agenda.

Cada uno saca partido a las vacaciones de la forma que más le place, por supuesto, y son muchas las personas que aprovechan este break de su vida normal para replantearse algunas cosas, fijarse objetivos de cara al arranque de la vida, gente que se establece metas en cuanto a estudios o profesión y, por qué no, también es el momento de acometer esas pequeñas o grandes tareas que no hacemos durante el resto del año porque el reloj nos atosiga demasiado.

Éstas son algunas de las cosas que puedes hacer para reordenar tu vida durante los días libres de planning.

 

1. Limpieza profunda del hogar

Sí, no es la tarea más grata del mundo pero con una cervecita y música todo pasa mucho mejor. Durante todo el año vivimos, compramos, usamos, guardamos… pero raramente tiramos. Eso quiere decir que al cabo de los meses los más variados objetos se han ido acumulando en nuestros armarios y cajones y es probable que estemos un poco faltos de espacio a estas alturas del año. Por eso el verano (o cuando sea que tengas vacaciones) es la época ideal para coger un día, sentarte delante de tu armario y empezar a vaciarlo de todo aquello que no vayas a usar. Y lo mismo con los objetos de la cocina, las alacenas, las cajoneras de la sala de estar…  Vas a ganar en espacio liberado y en higiene mental, sobre todo en ésta última. Es realmente liberador contar con espacio para lo que quieras y desprenderte de los cacharros que no usas.

Estando en esta fase, con todo seleccionado, también es una buena ocasión y aprovechar a hacer una limpieza profunda de las de trapo y limpiador en mano. Eso sí, no hace falta forzar la máquina y si ya has tenido suficiente con la primera fase de la operación limpieza muy fácilmente puedes hacerte con los servicios de empresas como netipulit.com, que te lo van a dejar todo limpérrimo y con muy poco esfuerzo por tu parte. De hecho puede que te interese observar este tipo de servicios más a largo plazo, porque las casa hay que limpiarlas regularmente y puede que no tengas todo el tiempo que te gustaría para poder hacerlo. No te cargues con más tareas de las que puedes asumir en tu día a día y delega tareas en este caso a los profesionales.

netipulit.com

2. Hora de mudanzas

Puede ser una derivada de la primera sugerencia que te hacíamos. SI llevas tiempo viviendo en un lugar y planteas trasladarte a otro lo primero que tienes que hacer es deshacerte de todas aquellas cargas innecesarias que no te van a ser de utilidad en el nuevo hogar. Lo que tienes que procurar luego es planificarlo todo muy bien para que, con la ayuda añadida de tener tiempo de calma para mudarte sin prisas, todo vaya sobre ruedas.

Para eso lo primero que tienes que hacer es ver si dispones de un vehículo adecuado para transportar todos tus objetos personales. Si no tienes un coche suficientemente amplio tienes dos opciones: a) contratas a una empresa de mudanzas, b) alquilas un vehículo para la mudanza y lo conduces tú mismo/a.

Lo bueno que tiene la compañía de mudanzas es que son profesionales en esto, lo hacen un día tras otro, y puede que te ayuden con información útil al respecto de alguna gestión. Pero el coste no es menor, vas a sufrir porque todos tus objetos lleguen a buen puerto y enteros y vas a tener que depender de los horarios y condiciones que te indique la compañía de mudanzas.

La segunda opción es quizás la que suena mejor. Puedes elegir tú tus horarios, cuántos portes quieres hacer, en qué días te viene mejor, y sobre todo vas a ir con supremo cuidado para que todo llegue de una pieza. Además puedes organizarte a tu aire en cosas como si quieres traer los objetos grandes y luego cargar los más pequeños, o lo que más te plazca. Tú pones las condiciones para hacer la mudanza como más te convenga. En cuanto a los precios, este tipo de alquileres son muy razonables y de hecho puede que te hagan tarifa especial si alquilas el vehículo por más de un día. En empresas como area-alquiler.com vas a poder elegir entre variedad de modelos para tener la carga que necesitas y las tarifas son muy razonables.

Aprovecha la tregua que dan las vacaciones para hacer la operación de mudanza porque te va a llevar tiempo y es mejor no hacer las cosas bajo presión. Suelen salir mejor. Por cierto que el equipo de limpieza profesional que comentábamos antes también puede venirte bien aquí, para afrontar la limpieza del piso nuevo una vez esté pintado o reformado y le hayas puesto todos los muebles.

area-alquiler.com

3. Martillo en mano: tiempo de reparaciones

Un hogar tiene sus necesidades. Hay que hacerle mantenimiento y mimarlo para que el paso del tiempo no deje demasiada huella. Así que de tanto en tanto hay que ponerse el cinturón de herramientas y meter el pie en calzado de seguridad para arreglar esas tejas del tejado que ya hace tiempo que piden clavos y unos cuantos martillazos.

Y hay cosas que podrás hacer tú, claro, pero para otras será mejor que recurras a los servicios de los profesionales. Por ejemplo ya que estás de obras puede ser el momento perfecto para hacer reformas profundas si hace falta (como cambiar la instalación eléctrica; mejor ahora de vacaciones que en plena rutina laboral o escolar). También, y ya que estamos en verano, no renuncies a incluir mejoras en tu casa que te van a servir por mucho tiempo, como instalar un aire acondicionado Daikin. Tendrás unas pequeñas obras ahora (realmente poca con los aires acondicionados modernos) pero luego y en los años que vienen vas a disfrutar de mucho más confort.

daikin

Y con esto llegamos al punto final por hoy. Las casas son para disfrutarlas; las vacaciones, también. Aprovecha el respiro que te dan las vacaciones para hacerle una puesta a punto a tu hogar que vas a disfrutar durante el resto del año. Verás que así empiezas mejor la rutina cuando arranque de nuevo.

Leave a Comment