Cuidados básicos de personas con reposo total en cama

Existen ciertos tipos de enfermedades y condiciones médicas que exigen que las personas permanezcan en reposo absoluto en cama.  Ya sea por un embarazo de riesgo, recuperación de una cirugía, o en otros casos más complejos, como las enfermedades degenerativas, el reposo en cama significa pérdida gradual de la capacidad para moverse, y se limita a permanecer en una cama, o un alquiler de camas hospitalarias.

 

Quienes cuidan a personas que tienen reposo total en cama tienen una tarea bastante delicada. Algunas veces se les dificulta, manejar todos los aspectos que implican el cuidado de una persona en cama, quienes dependen del cuidador casi en su totalidad.  

 

Algunos puntos principales en los que hay que poner especial atención para cuidar a una persona postrada en cama son los siguientes:

 

  1. Prevención de llagas: esto sucede porque las personas deben permanecer en una misma posición por periodos de tiempo prolongados.  Es de ayuda que revise con regularidad las zonas del cuerpo que no han sido movilizadas. Inste al paciente a moverse aunque sea un poco para evitar llagas.
  2. Mantener la ropa de cama, así como de la persona en reposo fresca y limpia: Es de gran importancia cambiar la ropa de forma regular, es más, lo mejor es hacerlo a diario. Tener ropa limpia, beneficiará a la persona en cama a sentirse más cómoda, limpia y fresca, así como también evitará cualquier riesgo de aparición de infecciones.
  3. Tener especial cuidado en la higiene personal de la persona en cama: La higiene personal es la que a menudo tiene el mayor impacto cuando una persona queda en cama. Es responsabilidad exclusiva de quien le cuida, asegurarse que la persona en cama esté limpia, y siga las prácticas diarias de higiene. Esto incluye cortarse las uñas, darle un baño de esponja, peinar su cabello,  cambiarse de ropa, entre otras.
  4. Poner especial atención y cuidado a la espalda: debido a que las personas con reposo en cama pasan la mayor parte el tiempo tumbados sobre su espalda, es importante que se le ayude a cambiar de lado con cierta frecuencia. Esto es de beneficio para que la persona en cama no desarrolle dolores musculares o tensionales.

 

Lo más importante de todo es mostrar mucha empatía, paciencia y comprensión por la persona en cama, ya que es una situación que puede volver a ser frustrante para ambas partes. Sin embargo, con el cuidado básico adecuado, el reposo en cama puede volverse una situación menos estresante e incómoda para ambas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *