Qué debes saber si empiezas ahora en el running

Una buena dieta y un mínimo de 3 horas de actividad física a la semana son algo básico para estar en buena forma y mantenernos sanos. Además, ejercitarnos de manera habitual es la mejor manera de asegurarnos un máximo rendimiento durante el mayor tiempo posible a lo largo de nuestra vida.

El running nos permite realizar deporte con un bajo coste, en el horario que nos vaya bien y en la zona que más nos convenga, sin tener que preocuparnos por horarios y otros factores. Por todo esto, cada vez hay más runners, y más principiantes que se suben a esta sanísima moda de correr.

Pero no solemos pensar en los riesgos que corremos al empezar en el running sin nadie que nos ayude y nos enseñe, sin un profesional que supervise nuestra técnica. Y aunque, afortunadamente, existen productos como Ostenil, que te ayudan a recuperarte de dolencias como artrosis y artritis, lo cierto es que, como novato, te irá mucho mejor si sigues los consejos que tenemos preparados para ti.

Antes de nada, calienta

El calentamiento eleva la temperatura corporal y también incrementa la circulación sanguínea a los músculos y a los tendones. Esto ayuda a que rindas al máximo en la carrera. Para ello, deberías empezar estirando y mantener el ejercicio de calentamiento unos 3 minutos. Luego, trota suavemente durante unos 5 ó 10 minutos.

Complementos

¿Has escuchado lo beneficioso que es consumir algunos complementos para deportistas? Por ejemplo, productos con ácido hialurónico, que te ayudarán a aliviar lesiones habituales en deportistas, como tendinitis y rotura de ligamentos.

Estirar es esencial

Estira antes y después de correr, siempre. Tienes que hacer cada ejercicio un mínimo de 20 segundos. Tras la carrera, esto ayudará a que los músculos dejen de estar en tensión y vuelvan a su estado anterior a la actividad física. Además, disminuye la sobrecarga y estimula una mejor circulación sanguínea.

Descansa

Y, por supuesto, no olvides dejar un día de reposo entre dos días de entrenamiento exhaustivo. No te conviene sobrecargar los músculos, o podrías terminar sufriendo dolencias diversas que te lo harán pasar muy mal.

Leave a Comment