El papel que tienen las redes sociales sobre las conversiones

El boom de las redes sociales temáticas y generales ha llegado para quedarse, y no solamente en el ámbito personal sino también en las empresas aportándoles muchas ventajas, como por ejemplo, incrementando las vías de difusión, mejorando la notoriedad de la marca, incrementando la información de los usuarios, mejorando el posicionamiento web, etcétera. Pero una de las ventajas más importantes es que son un detonante para conseguir conversiones, por ejemplo, que un usuario termine realizando una compra, que se registre en la web o que descargué un catalogo de productos.

Las redes sociales son relativamente nuevas por lo que es una de las disciplinas del marketing más inmaduras por lo que no es de extrañar que las empresas aun no sepan sacarle todo su potencial. No obstante, cada vez más la planificación y gestión de las redes sociales en las empresas es llevada a cabo por profesionales como es el caso de los Community Managers o Social Media Manager.

Muchas veces las empresas cometen el error de medir su éxito en las redes sociales únicamente según la cantidad de fans o seguidores que poseen. Pero está claro que focalizarse solamente en analizar este número de seguidores no permite ver la gran potencialidad de las redes sociales. De hecho, probablemente sea mejor tener pocos seguidores pero de calidad que no muchos seguidores que no interactúen ni tengan influencia.

Para conseguir buenos resultados en las redes sociales cada vez más las empresas están incrementando los recursos en la Analítica social, es decir, en medir todas las acciones realizadas en las redes sociales. Para un buen análisis, es necesario establecer unos objetivos desde el inicio, i definir los indicadores cuantitativos y cualitativos que permitan medir el cumplimiento de los objetivos.

También es muy importante definir las conversiones que los usuarios pueden llevar a cabo. En términos de analítica digital existen lo que conocemos como micro-conversiones, y lo que llamamos macro-conversión o conversión principal de un sitio web. Plantear de este modo las conversiones nos permite cualificar mejor a los usuarios, y así valorar si realmente las redes sociales son un canal de conversión.

La macro-conversión de una empresa, sería su objetivo final, ya sea vender, captar leads, generar marca, etc. Y las micro-conversiones corresponderían a todas aquellas acciones que nos permitirían evaluar cómo de cerca está el usuario de la conversión. Dependiendo del negocio, estas últimas podrían ser la suscripción a un newsletter, dejar un comentario, compartir un contenido, etc.

En las empresas las redes sociales pueden ayudar en las distintas fases del embudo de ventas pero para su análisis no solo podemos fijarnos en la conversión principal de la empresa, sino tener en cuenta también las micro-conversiones.

Fuente: socialmediaempresa.com

Leave a Comment