Cómo funciona un cigarrillo electrónico

Conocido como cigarrillo electrónico o e-cigarrillo, fue inventado en China y comercializado en los Estados Unidos desde el año 2007.

El cigarrillo electrónico es un dispositivo que funciona con baterías y se encarga de suministrar nicotina, sabor y diferentes sustancias químicas en forma de aerosol. Dichos aerosoles son inhalados por el usuario, como ocurriría, en cualquier caso, con un cigarrillo normal.

Sin embargo, estos dispositivos no queman tabaco, sino que, en su lugar, se cargan con una solución que contiene la nicotina y los productos químicos que simulan los efectos del tabaco clásico en el sistema del fumador. Se calienta hasta dar lugar al vapor y, de esta manera, puede ser inhalado.

La solución está formada por nicotina, glicerol y propilenglicol, los cuales hacen las funciones de disolventes y humidificadores, agentes aromatizantes y otras sustancias químicas, como metales, fenoles y aldehídos.

La cantidad de nicotina incluida depende siempre del cartucho de solución que se haya empleado. Incluso es posible encontrar en el mercado soluciones libres de nicotina que, sencillamente, están aromatizados. Estos suelen ser utilizados por personas que sólo buscan reproducir la agradable experiencia sensorial que obtienen con el tabaco, pero quieren evitar los riesgos para la salud que este incluye.

Ventajas de fumar cigarrillos electrónicos

El principal beneficio que aportan los e-cigarrillos es que pueden ayudar a los fumadores a reducir el consumo de tabaco clásico y, al final, a dejar de fumar.

Se han llevado a cabo muchas encuestas al respecto desde la popularización del cigarrillo electrónico. En una de ellas, realizada en Internet el año 2010, los usuarios determinaron el motivo principal por el que habían empezado a fumar en cigarrillo electrónico o, como también se conoce esta actividad, vapear. La mayoría de los participantes determinaron que percibían esta manera de fumar como menos dañina para la salud que los cigarros de tabaco. Asimismo, muchos lo tomaban como una alternativa para soportar la necesidad de tabaco durante la transición a dejar de fumar.

En resumen: el cigarrillo electrónico puede ayudarte a hacer frente a los síntomas de abstinencia una vez te has decidido a dejar de fumar, y esta es su principal ventaja. Además, resulta más económico a medio y largo plazo.

Leave a Comment