La mitad de adolescentes de EEUU y Japón, adictos al Smartphone

Alrededor de la mitad de los adolescentes en los Estados Unidos y Japón dicen que son “adictos” a sus teléfonos inteligentes. La posibilidad de comunicarse con todo el mundo, de contar con una dual SIM, de realizar fotos, de compartir información propia en redes sociales y sentirse una estrella… Todo eso, hace que los jóvenes se sientan apegados a su teléfono incluso más que a algunas personas.

Investigadores de la Universidad del Sur de California (USC) preguntaron a 1.200 japoneses sobre su uso de estos dispositivos electrónicos. Los investigadores están en la Escuela Walter Annenberg de Comunicaciones y Periodismo, y sus hallazgos se compararon con un estudio anterior sobre el uso de medios digitales entre las familias en América del Norte.

Entre los hallazgos en el informe de USC: el 50 por ciento de los adolescentes estadounidenses y el 45 por ciento de los adolescentes japoneses se sienten adictos a sus teléfonos móviles.

Sesenta y uno por ciento de los padres japoneses creen que sus hijos son adictos a los dispositivos. Eso se compara con el 59 por ciento de los padres estadounidenses que fueron preguntados.

Además, más de uno de cada tres padres japoneses siente que los jóvenes se han vuelto dependientes de los dispositivos electrónicos, en comparación con uno de cada cuatro padres estadounidenses.

Dejar su teléfono en casa es una gran desgracia

“Hoy en día, una de las peores cosas que nos puede pasar es como, oh, dejé mi teléfono en casa”, dijo Alissa Caldwell, una estudiante de American School en Tokio. Ella habló en la Conferencia Global USC 2017, que se celebró en la capital nipona.

La mayoría de los padres japoneses y estadounidenses afirmaron que sus hijos adolescentes usan demasiado los teléfonos móviles. Pero sólo el 17 por ciento de los adolescentes japoneses estuvieron de acuerdo. En los Estados Unidos, el 52 por ciento de los adolescentes secundaron esta afirmación.

Por otro lado, alrededor de siete de cada 10 adolescentes estadounidenses dijeron que sentían la necesidad de reaccionar rápidamente a los mensajes móviles, en comparación con aproximadamente la mitad de los adolescentes japoneses.

En Japón, el 38 por ciento de los padres y el 48 por ciento de los adolescentes miran y usan sus dispositivos al menos una vez por hora. En los Estados Unidos, el 69 por ciento de los padres y el 78 por ciento de los adolescentes dicen que usan sus dispositivos cada hora.

Naturalmente, ese uso por hora se detiene cuando las personas duermen, dijeron los investigadores.

Leave a Comment