Limpieza oficinas Barcelona: claves para una excelente higiene en este tipo de espacios

Hay espacios que requieren de una especial atención. Como aquellos frecuentados por menores y ancianos, cuya salubridad debe ser máximas; o como aquellos espacios frecuentados por gran número de personas y que necesitan de garantizar esa higiene. Véase el caso de espacios públicos, de locales de ocio, de espacios de gastronomía, de oficinas.

La mayoría de personas pasa un número muy importante de horas cada día en una oficina y el contacto con cada una de las superficies no debe significar ningún riesgo para su salud, además de resultar evidente que los espacios limpios invitan mucho más a “trabajar a gusto” (léase aquí una pista para la productividad y el papel que juega el entorno en este elemento tan importante).

Por todo ello la contratación de limpieza oficinas barcelona se convierte en la mejor opción. Porque es el modo de garantizar las mejores condiciones para el desarrollo de la actividad productiva de la empresa. ¿Cómo saber qué servicio contratar? Existen algunos factores que tener en cuenta. Los vemos a continuación.  

¿Qué implica una excelente limpieza de oficinas?

Lo que marca la diferencia entre una limpieza corriente y la mejor limpieza de este tipo de espacios estriba en dos elementos: productos usados y técnica utilizada. En conjunto son los responsables de que la limpieza sea más profunda, duradera, los ambientes estén más saneados y el precio final del servicio sea menor, puesto que la frecuencia con la que hace falta limpiar se reduce. Éstos son los procedimientos más recomendados.

Limpieza de mesas y mobiliario

Lo mejor es optar por la limpieza con bayetas y gamuzas de microfibra. Es la última tecnología del mercado y su gran ventaja es que absorben la suciedad. No hay necesidad de usar productos abrasivos para acabar con la suciedad. Otra clave es que mesa y mobiliario tengan su propia bayeta asignada, exclusiva para este tipo de superficies.

Teléfonos y ordenadores

No es suficiente con quitarles el polvo. Su uso frecuente por parte de distintas personas hace que estos elementos acumulen grasa y microorganismos. Así que procede desinfectar para asegurar su máxima higiene. Las bayetas de microfibra ligeramente humedecidas son el mejor aliado, ya que eliminan las bacterias y además reducen la atracción de polvo propia de equipos electrónicos.

Aseos

Son una de las principales zonas en las que incidir. Un buen proceso de limpieza desinfecta y desodoriza, garantizando la completa salubridad de las instalaciones y pudiendo usar productos aromáticos o bien neutros. Además existen empresas de limpieza oficinas Barcelona que dan un paso más y se encargan de reponer papel higiénico, jabón de manos y toallas en aseos y vestuarios.

Otros elementos que también requieren de un cuidado detallado son:

  • Suelos: barrido, mopeado y fregado proceden para garantizar su higiene y buena estética.
  • Cristales: los limpiadores específicos son la mejor forma de combatir las huellas por contacto, tanto en salas de reuniones por ejemplo como en baños y sus respectivas cristaleras, que deben estar impolutas para dar una buena impresión. La recurrencia en este tipo de superficies es imprescindible para que luzcan bien.
  • Papeleras: conviene vaciarlas frecuentemente y mantenerlas en perfectas condiciones.

¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!

Leave a Comment