Las máquinas recreativas, o máquinas de arcade

Las máquinas recreativas, o como también se les conoce de Arcade, son máquinas de entretenimiento que funcionan a base de monedas, y que típicamente las encontrareis instaladas en negocios públicos, tales como restaurantes, bares y salas de juegos.

La mayoría de las máquinas recreativas, contienen juegos de arcade que son videojuegos, las hay también como máquinas de pinball, juegos electromecánicos, juegos de redención o merchandisers.

Mientras las fechas exactas son debatidas, la edad de oro de los videojuegos de arcade se define generalmente como un período que comienza en algún momento a finales de los años setenta y termina en algún momento a mediados de los años ochenta.

Excluyendo un breve resurgimiento a principios de la década de 1990, la industria de la arcada posteriormente declinó en el hemisferio occidental, mientras que las consolas de videojuegos domésticas competidoras como Playstation y Xbox aumentaron en sus gráficos y capacidad de juego y disminuyeron en costo.  Además de restaurantes y salas de videojuegos, las máquinas recreativas o los juegos de arcade también se encuentran en boleras, campus universitarios, dormitorios, lavanderías, cines, supermercados, centros comerciales, aeropuertos, pistas de hielo, tiendas de esquina, paradas de camiones, bares y pubs, hoteles e incluso panaderías.

Las máquinas constan de un cajón en forma de mueble, que incluye algunos controles tales como una palanca y botones o una pistola o un volante con freno y acelerador o una plataforma de baile, dependiendo del juego. Para poder jugar una partida será necesario introducir monedas de curso legal con el importe establecido o fichas del propio local, hay otras que funcionan con tarjeta magnética o con un chip externo o interno prepagada de la cual se descuenta el precio correspondiente.

Las máquinas recreativas pueden ser del Tipo “A” cuyo objetivo principal es el entretenimiento y recreación a modo de pasatiempo, y tienen las siguientes características: conceden un tiempo de juego al usuario; no conceden precios físicos como en monedas, ni en especie, ni en ningún tipo de puntos que puedan ser canjeables por mercadería en físico o dinero; el único premio o recompensa que conceden al jugador es la emoción de seguir jugando, proporcionalmente relacionado con su  habilidad para el juego, lo cual se logra a través de la prolongación de más partidas.

Las máquinas creativas del tipo “B” que a cambio de un precio estipulado del juego conceden cierto tiempo al jugador, y que eventualmente de acuerdo a cómo sea el programa de juego, pueden ofrecer un precio en metálico.

Un ejemplo de estas máquinas recreativas son las que se encuentran usualmente en un casino o bar, y que se conocen vulgarmente como “Máquinas tragaperras”. Entre algunos de los géneros de las máquinas recreativas que se conocen, encontramos: deportivos, simuladores, de carreras, de acción, de peleas, plataformas, shooters. En resumen, las máquinas recreativas o del estilo arcade son populares en lugares abiertos al público donde la gente es probable que tengan tiempo libre.

 

Leave a Comment