¿Sabes qué es la blefaroplastia?

Durante años, las personas que sufrían de párpados caídos, flacidez y bolsas en el contorno de los ojos a causa del paso de la edad no tenían solución. Pero, con la llegada de la blefaroplastia, eso cambió. La blefaroplastia inferior, así como la superior, es conocida como cirugía de párpados, y consiste en eliminar el exceso de grasa y hacer más firmes los músculos alrededor del ojo.

Unos párpados excesivamente hinchados no sólo te hacen parecer más cansado y viejo, sino que también perjudican la visión, otro motivo por los que más de 100.000 hombres y mujeres se someten a esta intervención cada año.

¿Qué es blefaroplastia?

La blefaroplastia es un procedimiento médico utilizado para reparar los párpados caídos al eliminar el exceso de piel, grasa y músculo que puede acumularse con la edad. Los pacientes sometidos a blefaroplastia suelen estar despiertos durante el procedimiento, aunque muchos reciben medicamentos para aliviar la ansiedad y reducir el dolor alrededor de los ojos. Es extremadamente raro que un paciente sometido a blefaroplastia requiera una estancia de una noche en el hospital, ya que la mayoría de los médicos prefieren realizar el procedimiento en sus propias oficinas o en un centro de cirugía ambulatoria.

Es importante que los pacientes entiendan las limitaciones de los procedimientos de blefaroplastia. Aunque los médicos pueden cortar la piel suelta y el tejido graso, así como apretar los músculos del párpado para dar a los pacientes un aspecto rejuvenecido, no pueden eliminar las arrugas alrededor de los ojos, levantar las cejas flácidas o eliminar las ojeras con un procedimiento de blefaroplastia.

¿Quiénes deberían hacerse una blefaroplastia?

Como con toda la cirugía estética, es importante que los pacientes que buscan la blefaroplastia estén en excelente estado físico y tengan expectativas realistas en cuanto a los resultados de la cirugía. Factores que comúnmente se pesan al determinar la candidatura de un paciente para la blefaroplastia incluyen edad, tipo de piel y origen étnico, así como el grado en que la visión se obstruye para aquellos que están buscando en el procedimiento para fines médicos en lugar de cosméticos.

Los pacientes que sufren de problemas circulatorios u oftalmológicos, enfermedades del corazón, diabetes, sequedad de ojos, problemas de tiroides u otros problemas de salud deben informar a sus médicos de antemano, ya que estos problemas podrían ser exacerbados por el procedimiento de blefaroplastia.

Además, los pacientes deben estar dispuestos a comprometerse a seguir todas las instrucciones quirúrgicas postoperatorias, que pueden incluir la limpieza diaria del área de los ojos durante los tres a cinco días hasta que se eliminen los puntos permanentes.

Leave a Comment