Ventajas de estudiar inglés en el extranjero

A estas alturas ya no nos queda ninguna duda que saber idiomas nos abre muchísimas puertas, pero sobre todo tener unos buenos conocimientos de inglés. La mayoría de prestigiosas universidades se encuentran en países de habla inglesa. También, hemos de reconocer que estas universidades son muy caras, pero siempre existe la oportunidad de optar a una beca o hacer unos semestres. Pero antes de aplicar a la universidad, lo primero que te pedirán es un documento que acredite tu conocimiento del idioma.

Pero para entender verdaderamente el idioma, tener fluidez al hablar, vocabulario  y aprender la cultura del mundo anglosajón, necesitas aprender inglés en el extranjero. Hay una gran variedad de países en los cuales puede aprender inglés, tales como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Irlanda, Escocia, Malta, Gales, Nueva Zelanda, Australia y entre otros más.

Hay personas que piensan que no deben estudiar inglés en el extranjero porque no tienen mucho conocimiento del idioma. Este es un error común. Hay muchos programas de estudio en el extranjero que no requieren ninguna instrucción previa del idioma inglés, y proporcionarán clases intensivas del idioma al comienzo en el extranjero. Otros programas requieren sólo un semestre de un idioma antes de partir para un país determinado.

Es cierto que cuanto más conocimiento del inglés tenga antes de salir de casa, mejor será la experiencia. Sin embargo, la falta de conocimiento no es óbice para perderte la oportunidad de tu vida y estudiar inglés en el extranjero. Los programas de estudio en el extranjero en países de habla inglesa son mucho más competitivos que aquellos en países donde dominan otras lenguas nativas. Esto se debe en parte a que muchos estudiantes comparten la idea errónea de que su monolingüismo restringe sus opciones a los países de habla inglesa.

Ventajas de estudiar inglés en el extranjero

Estudiar en el extranjero es una excelente manera de aprender el inglés: no hay una manera mejor y más eficaz de aprender un idioma que estar inmerso en una cultura que habla el idioma que está aprendiendo. Estarás rodeado por el idioma a diario lo vivirás intensamente en cada momento, ya que siempre deberás interactuar con el idioma en cosas cotidianas como comprar el pan.

Estudiar en el extranjero ofrece la oportunidad de viajar y de pasar años académicos en el extranjero: los fines de semana y las vacaciones académicas le permiten aventurarse y explorar tanto su entorno inmediato como el lejano. Por ejemplo: si has decidido estudiar inglés en Londres, durante los tiempos muertos puedes aprovechar para visitar preciosas ciudades como Eastbourne y Brighton, o ¿Por qué no? Aventurarse a conocer los castillos de Kent y Dover… En fin, tendrás muchísimas opciones y conocerás lugares que de otra manera no habrías descubierto nunca.

Estudiar en el extranjero le permite conocer otra cultura de primera mano: las diferencias culturales son más que simples diferencias de idioma, comida, apariencias y hábitos personales. La cultura de una persona refleja percepciones, creencias y valores muy profundos que influyen en su forma de vida y la forma en que él / ella ve el mundo.

Leave a Comment