¿Ya no te conceden un crédito?

La crisis que estamos viviendo desde hace ya más de un lustro ha provocado fuertes contracciones en la liquidez que prestan los bancos ante todo tipo de solicitudes. Personas, familias, empresas… todos tenemos casos directos o indirectos en que alguien no ha podido acceder a un préstamo o ha tenido que avalar parte de su familia, con el riesgo que supone en el caso de que finalmente haya algún problema no previsto inicialmente a la hora de solicitar el préstamo que provoque que no se pueda cumplir con los plazos de devolución estipulados.

 

Crédito Garantía Hipotecaria

 

 

¿Cómo podemos acceder a un crédito si los bancos no nos dan línea?

Existe una alternativa que para algunas personas seguro les es desconocida y que se ha vigorizado desde la eclosión de la crisis económica de los últimos años. Y es que para aquellas personas que tengan en posesión una casa, se puede pedir un crédito con garantía hipotecaria como vía alternativa cada vez más extendida.

 

La principal ventaja de este modelo de financiación es la que hemos introducido anteriormente. Y es que a través de este crédito no será necesario que nuestros padres u otros familiares o amigos avalen el crédito solicitado. A menudo no las tenemos todas con nuestro futuro, o sabemos que vamos a optar por una vía arriesgada pero no queremos que ese posible riesgo repercuta en quienes más queremos.

 

En situaciones de este tipo en que no queremos que la familia pueda quedar afectada por un posible futuro impago, los créditos con garantía hipotecaria son una opción a valorar que a buen seguro saca de un apuro a más de uno.

 

Las condiciones de este tipo de créditos incluyen la casa como aval, y no el capital de otras personas en su lugar. De este modo, tan solo necesitamos como comentábamos tener una vivienda en propiedad o, en caso de todavía estar pagándola, tener ya la mayor parte de la inversión pagada.
En tiempos complicados como los que corren a la hora de poder acceder a un crédito, alternativas como el crédito online con garantía hipotecaria pueden ser una excelente ocasión para poder reinvertir ese dinero en lo que realmente creemos, o bien hacerlo servir para gastos urgentes y de importancia mayor. Ahora bien, ante todo siempre es recomendable comentar y compartir estas inquietudes con otras personas que puedan valorar la situación y nos ayuden a ver las cosas claras si estamos en una situación de presión económica. Los amigos y familiares están para ayudarnos con su consejo en malos momentos.

Leave a Comment